Hoy nos adentramos en las antiguas culturas para descubrir esta sorprendente herramienta. Todo el mundo oye hablar de él pero muy pocos adultos conocen su manejo y su origen. El principal secreto… lo tienen los niños.

Un poco de historia.

Fue en la antigua Mesopotamia, con la aparición del comercio, donde se ubican los primeros ábacos. En la antigüedad y sin la existencia aún de números, se hacía necesario el uso de cuentas, y fue en ese preciso instante donde la aparición del ábaco jugó un papel decisivo en el desarrollo del comercio. Durante siglos, la representación gráfica de los números que ahora conocemos en cualquier dispositivo electrónico, se realizaba mediante bolas que se deslizaban por unas varillas metálicas o de madera, atrapadas en una estructura o marco del mismo material.

A lo largo de la historia fueron desarrolladas diferentes versiones de esta excepcional herramienta de cálculo, tales como el Mesopotámico, Griego, Romano, Ruso, Chino, etc. Hoy vamos a centrarnos en la versión actual más extendida. El ábaco japonés o también denominado SOROBAN. Este ábaco es una evolución del chino y su relevancia fue tal, que hoy día su uso perdura en muchos países de Asia. En Europa tiene un uso más limitado debido a que fue rápidamente sustituido por otros sistema de cálculo.

 

Y hoy día ¿Cuál es el secreto de su uso?

Un reciente estudio científico llevado a cabo por la Doctora K. Vasuki para la universidad de Madras (India) acerca del impacto del aprendizaje del cálculo mental con ábaco en las habilidades cognitivas de los niños, demostró que aquellos que practicaban el uso diario del ábaco japonés de forma mental, experimentaban una excepcional mejora muy superior a la media en determinadas habilidades como la Memoria Operativa, Resolución de Problemas, Concentración, Orientación Espacial y Creatividad entre otras.

Ello ha provocado que algunos colectivos occidentales del ámbito de la educación, vuelvan al ábaco como sinónimo de agilidad mental y mayor capacidad de aprendizaje. ALOHA Mental Arithmetic es la metodología más destacada a nivel mundial en la práctica de esta nueva disciplina.

¿Cómo se usa?

Su uso es sencillo y adictivo. Con un poco de práctica, podremos realizar cálculos complejos con gran precisión y rapidez que dejarán con la boca abierta a más de uno. Con el siguiente esquema, comprenderás las operaciones básicas que podemos realizar. ¿Te animas?       Esquema abaco

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies